El Terapeuta Holístico como Sanador Espiritual (parte 4)

Después de trabajar en la sanación energética, nos movemos hacia la siguiente parada, igualmente crucial: la sanación emocional. Este es el momento de enfrentar cómo las heridas en nuestras relaciones, si se dejan sin curar, nos llevan a acostumbrarnos al sufrimiento, hasta el punto de que dejamos de sentirlo realmente. Esto, en esencia, es una forma de depresión, donde la energía se estanca y nuestra percepción se embotan.

Si prefieres escuchar el post,

Clicka Aquí

La pérdida de la sensibilidad

Las heridas emocionales suelen ser invisibles pero profundamente sentidas. Pueden venir de cualquier parte de nuestras vidas y, si no se tratan, se convierten en un dolor constante. Este tipo de dolor nos hace perder la capacidad de experimentar la vida en su totalidad, como si estuviéramos viendo todo a través de un vidrio opaco.

En esta fase de la terapia, el trabajo se centra en crear un espacio seguro para que puedan volver a surgir y expresar esos sentimientos que has estado evitando. Es un proceso de desenterrar lo que ha sido reprimido, enfrentar viejos dolores de relaciones pasadas y, lo más importante, reconciliarte con esas partes de ti que se han silenciado por el sufrimiento.

La sanación implica el perdón al otro, pero también el perdón a uno mismo.

Como terapeutas, no nos enfocamos en entender las raíces de estas heridas emocionales sino en comprender cómo el proceso ha cambiado nuestras vidas alejándonos de nuestro centro. Lo importante no es el daño sino el uno mismo. 

Liberación y Transformación

No se trata solo de aliviar el dolor actual, sino de liberarte de los patrones que han restringido tu capacidad de sentir plenamente. Este proceso es más que «arreglar» algo roto; es una transformación profunda hacia nuevas formas de relacionarte contigo mismo y con los demás, basadas en el amor y la comprensión en lugar del miedo y el dolor. De hecho y literalmente de la fase final de este proceso surgimos transformados.

La sanación emocional es un regreso a sentirte completo, donde cada paso adelante es también un paso hacia la recuperación de tu capacidad para sentir, amar y vivir con un renovado sentido de propósito. No será fácil, pero con la guía adecuada, es un camino hacia la verdadera liberación emocional.

Si quieres cambiar de nivel y transformarte en Terapeuta Holístico, tenemos el curso especial para ti

¿ Necesitas ayuda ?