Fase Post-Catarsis en Terapia Holística

Tras superar la etapa de catarsis, comienza la fase de sanación energética. Así los pacientes alcanzan un estado de paz y calma interior profunda, preparándolos para la siguiente fase crucial del proceso terapéutico: la sanación energética. En este punto, el terapeuta holístico desempeña un papel fundamental, utilizando técnicas especializadas para manipular y equilibrar la energía del paciente, a menudo perturbada o desequilibrada.

La práctica de la sanación energética comienza con el terapeuta estableciendo un contacto energético con los principales centros de energía del paciente, conocidos como chacras en la tradición hindú. Estos chacras, que significan ‘ruedas’ en sánscrito, son vistos como puntos vitales que regulan el flujo de energía a través del cuerpo. El terapeuta evalúa cuidadosamente el estado de estos centros, utilizando diversas técnicas para detectar desequilibrios y restaurar la armonía.

Este proceso puede implicar tanto el contacto físico directo con el paciente como la manipulación del campo energético que rodea el cuerpo, conocido como el cuerpo etéreo. Durante la sesión, es común observar respuestas físicas como espasmos o estiramientos espontáneos, que son indicativos de la reacción del cuerpo a la reorganización energética.

Si prefieres escuchar el post,

Clicka Aquí

Sanación Energética implica Limpieza Energética

La meta de esta fase es clara: aliviar la «contaminación» energética y promover un flujo energético saludable, similar a la forma en que uno podría limpiar un cuerpo de agua de impurezas. Este enfoque no solo aborda el bienestar físico, sino que también tiene un profundo impacto en el estado emocional y espiritual del paciente, proporcionando una sensación de alivio, bienestar y calma que perdura más allá de la sesión.

Experiencias supra normales

Los pacientes a menudo informan una sensación palpable de calma en sus pensamientos, una claridad mental que emerge cuando las turbulencias internas se apaciguan. Esta serenidad mental puede llevar, en algunos casos, a la liberación de emociones más profundas, como una tristeza que ha estado latente, esperando ser reconocida y transformada.

Todos los Planos quedan afectados

Curiosamente, la reconfiguración del equilibrio energético no solo afecta el plano emocional o físico, sino que también puede provocar comprensiones súbitas o revelaciones personales. A medida que se disuelven las barreras energéticas, los pacientes pueden experimentar una mayor claridad en su mundo interior, permitiéndoles ver aspectos de sí mismos o de sus vidas que antes estaban oscurecidos o bloqueados.

Además, la sanación energética puede ocasionalmente inducir experiencias que trascienden lo ordinario, tales como sensaciones extracorpóreas, incluida la impresión de levitar. Algunos pacientes relatan incluso recuerdos de experiencias de vidas pasadas, proporcionando una perspectiva más amplia sobre sus desafíos y patrones actuales.

La Profesionalidad del Terapeuta Holístico

Estas experiencias, aunque variadas y únicas para cada individuo, son indicativas del profundo trabajo energético que se está realizando. La sanación energética no solo busca restablecer el equilibrio y la armonía en los niveles más evidentes del ser, sino que también invita a una exploración más profunda de la conciencia y la identidad personales.

Es importante señalar que estas experiencias son manejadas con cuidado y profesionalismo por el terapeuta holístico, quien guía al paciente a través de estas revelaciones y transformaciones, asegurando un espacio seguro y de apoyo para la sanación. Este viaje hacia la autoconciencia y el bienestar es un testimonio de la complejidad y la capacidad de adaptación del ser humano, así como de la poderosa herramienta que es la terapia holística en la facilitación de la sanación y el crecimiento personal.

Este momento en la terapia no es el final del viaje, sino un paso importante hacia la sanación integral. En futuras discusiones, exploraremos las siguientes etapas del proceso terapéutico, destacando la importancia de cada fase en el camino hacia la recuperación y el equilibrio holístico.

La sanación energética, por lo tanto, es un componente esencial del trabajo del terapeuta holístico, enfocado no solo en aliviar los síntomas, sino en facilitar una transformación profunda y duradera en el bienestar del paciente.

La Sanación Espiritual no acaba aquí. En el próximo post os hablaré sobre la fase siguiente. Espero que me sigaís. 😉

Si quieres cambiar de nivel y transformarte en Terapeuta Holístico, tenemos el curso especial para ti

¿ Necesitas ayuda ?