Ya hace tiempo que cada vez que veo una persona con problemas de acné me tengo que morder la lengua porque me parece una invasión tener que decirle a nadie que tiene un problema que le puedo decir la solución sin temor a equivocarme, ya que en personas que si me han pedido ayuda y les he recomendado cómo superarlo (y me han hecho caso) lo han resuleto al 100 %.

El acné, una de las afecciones cutáneas más comunes, a menudo es tratado como un problema puramente dermatológico. Sin embargo, investigaciones recientes sugieren una correlación significativa entre los problemas de acné y desequilibrios en la absorción intestinal, específicamente relacionados con la deficiencia de zinc. Este enfoque científico busca profundizar en esta conexión, ofreciendo una perspectiva más integral para el tratamiento del acné.

Si prefieres escuchar el post,

Clicka Aquí

El Acné: No Solo un Problema Superficial

El acné se manifiesta en la piel, pero sus raíces pueden ser más profundas. Los brotes de acné, caracterizados por la aparición de granos, puntos negros y piel inflamada, pueden ser el reflejo de desequilibrios internos. Aunque los factores que contribuyen al acné son variados, incluyendo genética, hormonas y factores ambientales, la nutrición juega un rol crítico que a menudo se pasa por alto. Y un gran desencadenante es el estrés, ya que bao su influencia las capacidades del organismo para asimilar nutrientes se reducen.

Intestinos y Absorción de Nutrientes: El Vínculo con el Acné

Los intestinos son cruciales en la absorción de nutrientes, un proceso esencial para la salud general y, específicamente, para la salud de la piel. Una mala absorción intestinal puede llevar a deficiencias nutricionales que afectan la piel. Entre estos nutrientes, el zinc es de particular interés debido a su papel en la regulación de la inflamación, la producción de sebo y la regeneración celular.

Zinc: Un Micronutriente Clave

El zinc es un elemento traza esencial para la salud humana, con funciones que incluyen la síntesis de proteínas, la reparación del ADN y el apoyo al sistema inmunológico. En el contexto del acné, el zinc ayuda a controlar la producción de aceite en la piel y posee propiedades antiinflamatorias. Una deficiencia de zinc puede exacerbar los problemas de acné o incluso contribuir a su desarrollo.

Suplementación de Zinc Sublingual: Una Solución Eficaz

La suplementación con zinc es una estrategia efectiva para abordar el acné relacionado con su deficiencia. La administración sublingual de zinc, específicamente en forma de gluconato, ofrece ventajas significativas. La absorción sublingual permite que el zinc entre directamente en el torrente sanguíneo, evitando posibles problemas de absorción en los intestinos. Esto asegura una biodisponibilidad más alta y una efectividad mejorada.

El tratamiento se realiza en 6 meses, tomando 2 ampollas de 2ml tres veces al día, antes de las comidas principales, aguantando el líquido, sublingual, 1 minuto y tragar. 

Desde el primer mes se nota la diferencia. 

Conclusión: Un Enfoque Integrado para el Tratamiento del Acné

Este enfoque integral, que considera tanto la salud intestinal como la suplementación nutricional, proporciona una nueva perspectiva en el tratamiento del acné. Al entender la relación entre la absorción intestinal y la salud de la piel, se puede ofrecer un tratamiento más eficaz y dirigido. La suplementación de zinc sublingual, en particular, presenta una prometedora vía de tratamiento, abordando las causas subyacentes del acné y promoviendo una piel más sana desde dentro hacia fuera.

¿ Necesitas ayuda ?